¿Es cierto que la vista sufre daños al leer con poca luz?

¿Es cierto que la vista sufre daños al leer con poca luz?

En ocasiones, es probable que hayas leído con poca luz y te hayan advertido sobre posibles consecuencias, como el riesgo de quedarte ciego o dañar tu vista. Sin embargo, ¿qué verdad hay en estas afirmaciones? Francisco J. Muñoz Negrete, director de la revista Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO), despeja esta duda, explicando que se trata de un mito sin respaldo científico.

El especialista aclara que la única consecuencia de niveles bajos de iluminación es un esfuerzo visual adicional para compensarlos. En estos entornos, los bastones de la retina, que proporcionan menos definición y rango cromático, son más activos, resultando en una menor calidad de visión. Por otro lado, en la oscuridad, las pupilas se dilatan, disminuyendo la profundidad de enfoque y dificultando la visión de cerca, similar al ajuste del diafragma de una cámara de fotos. Aunque no se ha demostrado que esto dañe la vista, puede causar fatiga, cansancio o cefalea, síntomas reversibles con el descanso adecuado.

En cuanto a ver la televisión en la oscuridad, el efecto es similar al leer con poca luz. Las pupilas se dilatan, la calidad de la imagen disminuye y el contraste entre la luz brillante de la televisión y la oscuridad ambiental puede forzar la retina. Muñoz sugiere que mantener una luz tenue de fondo puede favorecer una visión más relajada.

El tipo de luz también influye en la comodidad visual. La luz natural es la mejor para leer o estudiar, pero si no está disponible, Muñoz recomienda una iluminación regulable y direccionable para evitar brillos. La luz cálida es relajante pero menos propicia para la concentración, mientras que la luz fría, con un mayor rango cromático, facilita la concentración y es más adecuada para entornos de trabajo.

En resumen, Muñoz destaca que ni la luz amarilla ni la blanca son perjudiciales para la vista; cada una debe usarse según el entorno. Aunque la baja iluminación no causa daño visual, puede provocar fatiga, por lo que el especialista sugiere parpadear regularmente y mirar objetos lejanos para evitar la fatiga visual, especialmente durante el uso prolongado de pantallas.

¿Cuál es la razón detrás de la aparición de episodios de somnolencia diurna?

¿Cuál es la razón detrás de la aparición de episodios de somnolencia diurna?

Cuando un adulto siente la necesidad de tomar una siesta durante el día, la razón más común suele ser un sueño nocturno insatisfactorio o insuficiente. Esta es la primera consideración que debe hacerse en tales casos y constituye la causa más habitual de los episodios de somnolencia, aunque existen causas menos frecuentes, como algunas enfermedades neurológicas que incrementan la presión del sueño, como la narcolepsia, por ejemplo. Este trastorno es una condición médica que desencadena episodios incontrolables de sueño y puede ir acompañado de episodios de debilidad e incluso caídas al suelo cuando la persona afectada se ríe.

En el caso de una persona que experimenta episodios de somnolencia diurna a pesar de dormir adecuadamente por la noche con una buena calidad de sueño, es necesario evaluar si se trata de una hipersomnia central como la narcolepsia, una hipersomnia idiopática o una hipersomnia recurrente. La narcolepsia, caracterizada por una somnolencia diurna excesiva, implica dificultades para mantenerse despierto durante períodos prolongados y episodios repentinos de sueño en cualquier situación. La hipersomnia idiopática también provoca una fuerte somnolencia durante el día, junto con una dificultad significativa para despertar. El término “idiopática” indica que la causa subyacente es desconocida. Por último, la hipersomnia recurrente resulta en episodios recurrentes de somnolencia diurna, que pueden durar uno o varios días, independientemente de la cantidad de sueño nocturno recibido.

En una primera evaluación, cuando alguien acude a la consulta debido a episodios de somnolencia diurna, es crucial descartar la posibilidad de que su sueño nocturno carezca de calidad o sea de corta duración. La solución evidente en este caso implica asegurar un buen descanso durante la noche. No obstante, consideremos el escenario en el que, debido a nuestro estilo de vida, nos acostamos tarde y nos levantamos temprano. En esta situación, aprovechar la oportunidad de tomar una siesta puede ser beneficioso para recargar energías. Una siesta breve de menos de 30 minutos, especialmente después de comer, puede resolver el problema.

En el caso particular de los episodios de somnolencia mientras se conduce, es crucial tener en cuenta que medidas como cantar, bajar la ventanilla o poner el aire acondicionado fuerte son ineficaces. La única solución efectiva es detenerse y descansar. Si experimentamos somnolencia al volante, es imperativo parar en una estación de servicio, descansar durante quince o veinte minutos, refrescar la cara y, de esta manera, recobrar la alerta. Cualquier otra acción resulta inútil.

En cuanto al insomnio, es relevante señalar que es más prevalente en mujeres. Según la última encuesta respaldada por la Sociedad Española del Sueño, se ha observado un aumento del doble en la incidencia del insomnio en comparación con un estudio realizado hace veinte años. Sorprendentemente, el grupo de población en el que el insomnio es más severo no es el de las personas mayores, sino la población de adultos jóvenes. Este dato ha desconcertado a los expertos en sueño, sugiriendo que quizás se tiende a restar tiempo al sueño en favor de otras actividades.

Un dato peculiar es que las personas con insomnio tienden a subestimar su tiempo de sueño; a pesar de dormir una hora, pueden sentir que no han descansado en absoluto. En contraste, con la somnolencia diurna, a menudo se observa lo contrario. Cuando se le pregunta a alguien si se duerme durante el día y responde negativamente, su pareja puede contradecirlo diciendo: “¿Cómo que no? En cuanto te sientas en un sillón, te quedas dormido”.

En casos de problemas de sueño persistentes que superan un mes, es fundamental buscar la atención de un médico de familia y buscar una derivación a un especialista en sueño.

Elementos que aumentan la probabilidad de desarrollar cáncer de piel

Elementos que aumentan la probabilidad de desarrollar cáncer de piel

Un factor de riesgo se refiere a cualquier circunstancia que aumenta la probabilidad de desarrollar una enfermedad, como el cáncer. Los distintos tipos de cáncer están asociados con diversos factores de riesgo. Algunos de estos factores, como el tabaquismo y la exposición excesiva a la luz solar, son modificables. En cambio, otros, como la edad y los antecedentes familiares, no pueden ser alterados.

Es importante señalar que tener uno o incluso varios factores de riesgo no garantiza que una persona desarrolle cáncer de piel. Muchas personas con factores de riesgo no llegan a padecer la enfermedad, y algunas personas diagnosticadas con cáncer pueden carecer de factores de riesgo conocidos.

No obstante, informarse sobre los factores de riesgo del cáncer de piel resulta relevante, ya que existen medidas que pueden adoptarse para reducir la probabilidad de padecerlo. En caso de presentar un riesgo elevado debido a ciertos factores, también se pueden tomar medidas para facilitar la detección temprana del cáncer, cuando es más tratable.

Diversos factores de riesgo incrementan la propensión a desarrollar cáncer de piel de células escamosas o de células basales. La exposición a la luz ultravioleta (UV) se considera el principal factor de riesgo para la mayoría de los cánceres de piel. Los rayos UV, provenientes principalmente del sol, dañan el ADN en las células de la piel, posiblemente iniciando el desarrollo de cánceres cutáneos.

La piel clara también se identifica como un factor de riesgo, siendo las personas de piel más clara más propensas al cáncer de piel debido a que la melanina, el pigmento protector de la piel, es menos abundante en este grupo. El envejecimiento es otro factor que contribuye al riesgo de cánceres de piel, ya que la acumulación de la exposición solar a lo largo del tiempo aumenta la probabilidad de desarrollar estas enfermedades, aunque cada vez son más frecuentes en personas más jóvenes debido a una mayor exposición solar.

Es crucial tomar medidas preventivas y conocer los factores de riesgo personales para abordar de manera efectiva la posibilidad de desarrollar cáncer de piel y adoptar prácticas que promuevan la salud cutánea.

¿Cómo afecta al cuerpo los cambios bruscos de temperatura?

¿Cómo afecta al cuerpo los cambios bruscos de temperatura?

La llegada del frío y el descenso de temperaturas desencadenan una respuesta en nuestros tejidos para regular la temperatura y prevenir infecciones. Los cambios climáticos afectan diversos sistemas, como la piel, los vasos sanguíneos, los pulmones e incluso los huesos, especialmente en individuos más sensibles o con afecciones articulares.

Según Jenny Dávalos Marín, integrante del Grupo de Trabajo de Dermatología de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), las enfermedades respiratorias son más frecuentes en invierno debido a la disminución de las temperaturas, que afecta el sistema de humidificación y calentamiento del aire que inhalamos por la nariz. Esto puede resultar en la parálisis o reducción de la movilidad de los cilios en nuestro sistema respiratorio, que desempeñan un papel crucial en la lucha contra virus.

El cambio térmico al entrar en espacios calefaccionados desde entornos fríos al aire libre también contribuye a infecciones respiratorias, generando resfriados estacionales, malestar general y alergias, según explica Dávalos. Desde el punto de vista psicológico, la falta de luz solar en invierno afecta la segregación de sustancias como la serotonina y la dopamina, dando lugar a síntomas de astenia invernal, como apatía y decaimiento.

La especialista destaca que los efectos del frío no se manifiestan de inmediato, sino que síntomas como congestión nasal, molestias a la luz, irritabilidad y dolor muscular aparecen días después de la exposición al clima frío. La vasoconstricción, resultado de las bajas temperaturas, afecta la circulación cardiovascular, aumentando la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Además, espesa el moco nasal, reduciendo la capacidad para eliminar virus, lo que aumenta el riesgo de enfermedades respiratorias virales.

En contraste, el calor dificulta la supervivencia de muchos virus, pero temperaturas corporales superiores a 38 grados pueden tener efectos adversos, desde deshidratación hasta arritmias y complicaciones de enfermedades preexistentes. En conjunto, estos factores aumentan la vulnerabilidad a infecciones.

Diferencias entre una Mamografía y una Ecografía

Diferencias entre una Mamografía y una Ecografía

Un factor de riesgo se refiere a cualquier circunstancia que aumenta la probabilidad de desarrollar una enfermedad, como el cáncer. Los distintos tipos de cáncer están asociados con diversos factores de riesgo. Algunos de estos factores, como el tabaquismo y la exposición excesiva a la luz solar, son modificables. En cambio, otros, como la edad y los antecedentes familiares, no pueden ser alterados.

Es importante señalar que tener uno o incluso varios factores de riesgo no garantiza que una persona desarrolle cáncer de piel. Muchas personas con factores de riesgo no llegan a padecer la enfermedad, y algunas personas diagnosticadas con cáncer pueden carecer de factores de riesgo conocidos.

No obstante, informarse sobre los factores de riesgo del cáncer de piel resulta relevante, ya que existen medidas que pueden adoptarse para reducir la probabilidad de padecerlo. En caso de presentar un riesgo elevado debido a ciertos factores, también se pueden tomar medidas para facilitar la detección temprana del cáncer, cuando es más tratable.

Diversos factores de riesgo incrementan la propensión a desarrollar cáncer de piel de células escamosas o de células basales. La exposición a la luz ultravioleta (UV) se considera el principal factor de riesgo para la mayoría de los cánceres de piel. Los rayos UV, provenientes principalmente del sol, dañan el ADN en las células de la piel, posiblemente iniciando el desarrollo de cánceres cutáneos.

La piel clara también se identifica como un factor de riesgo, siendo las personas de piel más clara más propensas al cáncer de piel debido a que la melanina, el pigmento protector de la piel, es menos abundante en este grupo. El envejecimiento es otro factor que contribuye al riesgo de cánceres de piel, ya que la acumulación de la exposición solar a lo largo del tiempo aumenta la probabilidad de desarrollar estas enfermedades, aunque cada vez son más frecuentes en personas más jóvenes debido a una mayor exposición solar.

Es crucial tomar medidas preventivas y conocer los factores de riesgo personales para abordar de manera efectiva la posibilidad de desarrollar cáncer de piel y adoptar prácticas que promuevan la salud cutánea.

Revisa qué le pasaría a tu cuerpo ante la falta de vitamina B12

Revisa qué le pasaría a tu cuerpo ante la falta de vitamina B12

Las vitaminas desempeñan un papel fundamental en numerosas funciones esenciales del cuerpo humano, influyendo de manera significativa en el metabolismo, el crecimiento y la regulación celular para mantener un funcionamiento óptimo. En este contexto, la vitamina B12 se destaca como un componente crucial que contribuye a mejorar diversos aspectos de nuestra salud.

¿Cuáles podrían ser las respuestas del organismo en caso de deficiencia de vitamina B12?

Además de una dieta equilibrada rica en nutrientes y proteínas, el organismo humano requiere la incorporación de sustancias provenientes de alimentos saludables para fortalecer el sistema inmunológico. El Complejo B, en particular, desempeña un papel crucial en la prevención de afecciones como la anemia y la fatiga crónica, que pueden manifestarse en ausencia de vitamina B12.

Complementar una rutina de ejercicios con la cantidad adecuada de vitamina B12, por ejemplo, fomentará un crecimiento y desarrollo corporal normales. Estas sustancias son esenciales para garantizar el funcionamiento celular óptimo y el desarrollo adecuado del organismo humano

¿Cuáles son los beneficios que aporta el consumo de vitamina B12?

La vitamina B12, al igual que otras vitaminas del complejo B, desempeña un papel crucial al ser una vitamina hidrosoluble que respalda el adecuado funcionamiento del metabolismo de las proteínas. Además, contribuye a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento del sistema nervioso central, que engloba el cerebro y la médula espinal.

Esta vitamina es esencial para procesos biológicos de alto valor, que incluyen la generación y el uso de energía, así como aspectos fundamentales como la nutrición, la digestión, la absorción, la eliminación, la respiración, la circulación y la regulación de la temperatura del cuerpo humano. Se encuentra en alimentos como la carne, el pescado, los huevos y los productos lácteos.

¿Cuál es la función de la testosterona en el cuerpo?

¿Cuál es la función de la testosterona en el cuerpo?

La testosterona ha sido tradicionalmente asociada con los hombres, pero es importante aclarar que no es exclusiva de ese género. Existen diversos mitos en torno a esta hormona, por lo que, si deseas obtener información valiosa acerca de su función en el cuerpo, sus beneficios, métodos naturales para aumentar su producción y otros detalles igualmente relevantes, te sugerimos que continúes leyendo esta nota hasta el final.

¿Cuáles son los efectos de la testosterona en hombres?

  • Estimula el crecimiento del vello corporal, el desarrollo muscular y la profundización de la voz.
  • Mantiene la masa muscular y desempeña un papel en la producción de esperma en la vida adulta.
  • Sustenta el impulso sexual, la producción de espermatozoides y la salud ósea.

¿Cuáles son los efectos de la testosterona en mujeres?

  • Colabora en el desarrollo muscular y en la salud ósea.
  • Participa en la producción de estrógenos.
  • Ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia, entre otros.

¿Cuáles son algunas formas naturales de aumentar tus niveles de testosterona?

Según la Clínica Doctort, a continuación, se mencionan algunas recomendaciones:

  • Mantén un peso saludable.
  • Practica ejercicio regularmente.
  • Asegura un buen descanso durante el sueño.
  • Controla el estrés en tu vida.
  • Adopta una alimentación libre de sustancias tóxicas.
  • Mejora la producción de vitamina D en tu organismo.

¿Qué no comer durante el embarazo?

¿Qué no comer durante el embarazo?

Sobre los alimentos que es preferible evitar durante el embarazo le proporcionamos algunas sugerencias:

Embutidos o Fiambre: Se recomienda abstenerse de consumir embutidos o fiambres durante el embarazo debido al riesgo de infección por toxoplasmosis o listeriosis. Sin embargo, en casos excepcionales, se podrían consumir embutidos como el pavo o el jamón cocido, mientras se evitan opciones como el jamón serrano, fuet, salchichón, entre otros. Además, es importante durante el embarazo evitar el consumo de patés o pastas magras para untar.

Lácteos no pasteurizados: Asimismo, es aconsejable evitar los lácteos que no han sido pasteurizados debido al riesgo de contaminación por Listeria. Para garantizar la seguridad, es fundamental verificar en el etiquetado que la leche y sus derivados, como yogur y queso, estén elaborados con leche pasteurizada. Se recomienda abstenerse de consumir leche fresca y quesos de producción casera en los que no se pueda confirmar el proceso de pasteurización.

Evitar el consumo de pescado crudo: Es importante no consumir pescado crudo durante el embarazo, incluyendo variedades como el sushi, el pescado marinado o el escabechado. Esto se debe al riesgo de que estos alimentos contengan parásitos y bacterias, como la listeria o el anisakis. 

En caso de desear consumir este tipo de pescado, se recomienda congelarlo a una temperatura de menos de 18 grados Celsius durante al menos 48 horas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que muchos congeladores domésticos no alcanzan estas temperaturas, por lo que se debe tener precaución al respecto.

¿Existen restricciones en cuanto al consumo de pescado durante el embarazo?

A pesar de los beneficios de incluir pescado en la dieta durante el embarazo, es importante tener en cuenta que ciertas variedades de pescado pueden contener niveles más elevados de mercurio, un metal que se ha vinculado con posibles defectos de nacimiento. Aquí te proporcionamos ejemplos de tipos de pescado que es aconsejable evitar durante el embarazo, así como aquellos que se pueden consumir con moderación.

No se recomienda el consumo de pescados como el pez espada, la caballa, el tiburón, el mero, el blanquillo y el atún fresco o en sushi durante el embarazo.

Sin embargo, durante el embarazo, se pueden consumir hasta dos porciones por semana de pescados con bajo contenido de mercurio, como el bacalao, la palometa, el bagre, el cangrejo, la corvina, la caballa del Atlántico Norte, los mejillones, el mújol, la perca (oceánica o blanca), las vieiras, el lenguado, los calamares, la trucha de agua dulce, el pescado blanco o el atún claro enlatado.

Cafeína: También se aconseja moderar el consumo de cafeína durante el embarazo. Se permite el consumo de un café al día, como máximo dos. La mayoría de los expertos considera que un consumo diario inferior a los 200 miligramos de cafeína (equivalente a aproximadamente dos tazas de café) es seguro durante el embarazo. Sin embargo, se desaconseja el consumo de bebidas energéticas, ya que pueden contener niveles elevados de cafeína.

Alcohol: Es importante destacar que no se debe consumir ninguna cantidad de alcohol durante el embarazo, ya sea vino, cerveza, cava u otras bebidas alcohólicas. El alcohol es perjudicial para el desarrollo del cerebro del feto y se asocia con problemas de crecimiento y malformaciones. Como alternativa, se pueden considerar bebidas sin alcohol, como la cerveza sin alcohol.

Dulces: Aunque es común tener antojos de alimentos dulces durante el embarazo, se recomienda limitar su consumo. Consumir dulces, repostería o galletas en exceso puede aumentar el riesgo de desarrollar diabetes gestacional y contribuir a un aumento excesivo de peso. Se aconseja restringir su consumo a no más de una vez por semana. También se debe evitar la bollería industrial, las patatas fritas de bolsa y los alimentos precocinados, ya que suelen contener grasas trans y saturadas perjudiciales para la salud.

Huevos crudos o preparaciones con huevos: Se debe evitar el consumo de huevos crudos o alimentos preparados con huevos crudos, como mayonesa casera o merengue, durante el embarazo. Los huevos crudos o insuficientemente cocidos pueden estar contaminados con Salmonella, lo que presenta un riesgo para la salud de la madre y el bebé.

En resumen, durante el embarazo, es fundamental evitar pescados con alto contenido de mercurio, moderar la cafeína, abstenerse por completo de alcohol, limitar el consumo de

Beneficios de los frutos secos

Beneficios de los frutos secos

Los frutos secos son productos vegetales caracterizados por su baja cantidad de agua, una cáscara relativamente resistente, y un alto contenido de nutrientes, especialmente ácidos grasos insaturados, que resultan beneficiosos para la salud. Algunos ejemplos incluyen nueces, almendras, cacahuetes, dátiles, pistachos y avellanas.

En la actualidad, los frutos secos son ampliamente elegidos como una opción de snack y un ingrediente favorito en la dieta de muchas personas. Esto se debe a su conveniencia para llevar, la diversidad de opciones disponibles y su capacidad para mejorar el valor nutricional de diversas preparaciones culinarias.

Aportes de los frutos secos a nuestro cuerpo:

Ácidos grasos omega 3 y 6: Estos ácidos grasos tienen el efecto de disminuir los niveles de colesterol en la sangre. Es importante recordar que un exceso de colesterol en el torrente sanguíneo representa un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardíacas.

Fibra: La fibra es un componente presente en todos los frutos secos y juega un papel importante en el mantenimiento de un funcionamiento gastrointestinal saludable.

Vitamina E: La vitamina E desempeña un papel fundamental en la protección de las células contra el estrés oxidativo.

Magnesio: El magnesio es esencial para promover el desarrollo adecuado de los huesos, reducir la fatiga, mantener el funcionamiento normal del sistema nervioso y muscular.

Potasio: El potasio contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y muscular, además de ayudar a mantener la presión arterial en niveles normales.

Vitamina B1: La vitamina B1 desempeña un papel importante en la función psicológica normal y en el funcionamiento saludable del sistema nervioso.

¿Cuándo y en qué lugares es más apropiado disfrutar de ellos?

Antes de comprar alimentos, es esencial revisar la información nutricional en el etiquetado y prestar atención a los ingredientes, ya que algunos productos pueden contener sal, azúcar o grasas añadidas. En el caso de los frutos secos, se debe asegurar que el ingrediente principal sea el propio fruto seco. Estos pueden ser consumidos en cualquier momento del día, respetando una porción diaria de 25 a 30 gramos. Son ideales para loncheras y se pueden usar en diversas preparaciones culinarias, como ensaladas, granolas o untables, gracias a sus beneficios para la salud y versatilidad en la cocina.

Tipos de frutos secos:

Existe una amplia variedad de frutos secos en el mundo, y sus beneficios varían según el tipo. Te animamos a diversificar tu consumo, ya que cada variedad aporta diferentes nutrientes que benefician al organismo. Algunos ejemplos incluyen:

Almendras: Estas proporcionan grasas monoinsaturadas, proteína vegetal y son ricas en vitamina E, un antioxidante poderoso. También contienen zinc, que es beneficioso para el sistema inmunológico y contribuyen a la salud de la piel.

Pistachos: Son especialmente ricos en grasas insaturadas, principalmente monoinsaturadas. Además, son una fuente de minerales como calcio, magnesio, zinc, potasio y fósforo, que favorecen la salud ósea, la protección de la piel, la vista y la función cardíaca.

Nueces: Estas son una fuente de potasio, que contribuye al funcionamiento normal de los músculos, zinc, que es esencial para el sistema nervioso, y magnesio, que ayuda al funcionamiento normal de los músculos y nervios.

Avellanas: Contienen ácidos grasos omega 3 y 6 saludables, además de ser ricas en antioxidantes como la vitamina E y fitoesteroles. También proporcionan minerales importantes como calcio, fósforo y magnesio.

En resumen, los frutos secos, como nueces, almendras y pistachos, son alimentos vegetales ricos en nutrientes y ácidos grasos saludables. Su consumo regular puede beneficiar la salud al reducir el colesterol, mejorar la función gastrointestinal y proporcionar vitaminas y minerales esenciales como la vitamina E, el magnesio y el potasio. Es importante revisar las etiquetas nutricionales al comprar frutos secos y consumirlos en porciones diarias de 25 a 30 gramos, ya que son versátiles y se pueden disfrutar en diversas preparaciones culinarias. Diversificar el consumo de diferentes tipos de frutos secos brinda beneficios nutricionales adicionales.

¿Qué es una crisis epiléptica?

¿Qué es una crisis epiléptica?

Un episodio de crisis epiléptica es una perturbación súbita en la actividad eléctrica del cerebro que puede causar síntomas como convulsiones, pérdida de conciencia o cambios en la percepción. No todas las convulsiones son epilepsia, ya que pueden ser desencadenadas por diversas causas. El tratamiento varía según la causa y la gravedad. Es importante buscar atención médica si se experimenta una crisis epiléptica.

Los trastornos neurológicos, originados por un mal funcionamiento del cerebro o el sistema nervioso, pueden provocar síntomas físicos y emocionales que generan preocupación, estrés y una elevada ansiedad asociada a la epilepsia. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad cerebral crónica no contagiosa afecta a personas de todas las edades, sin excepción, y aquellos que la padecen enfrentan un riesgo de mortalidad prematura hasta tres veces mayor que la población general, independientemente de la causa.

Sugerencias para gestionar una crisis epiléptica:

  • Evita poner objetos en la boca de la persona durante una convulsión, ya que esto sería peligroso y no prevendría mordeduras en la lengua.
  • No ofrezcas alimentos ni agua hasta que la crisis epiléptica haya terminado.
  • Crea un entorno seguro retirando objetos afilados y otros elementos que puedan causar daño a la persona.
  • Coloca a la persona en el suelo de manera segura para prevenir el riesgo de asfixia.
  • De inmediato, afloja prendas que puedan obstruir la respiración, como correas o corbatas, aplicando presión para soltarlas.
  • No intentes contener los movimientos de la persona agarrando sus brazos o piernas, ya que esto podría ser abrumador.

Estos son los números telefónicos activos para el requerimiento de atención médica a nivel nacional gracias a la información brindada en línea por la plataforma única del gobierno:

– Defensa Civil > 115

– Bomberos > 116

– Cruz Roja > 266-0481

– Sistema de Atención Médica Móvil de Urgencia (SAMU) > 106 para regiones como Amazonas, Ancash, Ayacucho, Huancavelica, Huánuco, Junín, La Libertad, Loreto, Madre de Dios, Piura, Lima Región, Tacna, Tumbes, Ucayali, Lambayeque y Pasco

AMBULANCIAS EN LIMA

– Alerta Médica > 416-6777

– Clave Médica > 265-8783

– EsSalud > 117