La enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo que afecta el sistema nervioso y las áreas del cuerpo controladas por los nervios. Los síntomas se desarrollan gradualmente, siendo el primero un temblor apenas perceptible en una sola mano. Aunque los temblores son comunes, este trastorno también puede ocasionar rigidez o una reducción en el movimiento.

En las primeras etapas de la enfermedad de Parkinson, es posible que el rostro presente una expresión leve o ausente, y los brazos pueden no balancearse al caminar. Además, el habla puede volverse suave o difícil de entender. Con la progresión de la afección, los síntomas de la enfermedad de Parkinson tienden a empeorar.

Aunque actualmente no existe una cura para la enfermedad de Parkinson, los medicamentos pueden proporcionar mejoras significativas en los síntomas. En algunos casos, el profesional de la salud podría recomendar la realización de una cirugía para regular ciertas áreas del cerebro y así mejorar los síntomas.

Los síntomas de la enfermedad de Parkinson pueden variar considerablemente entre las personas afectadas. En ocasiones, los primeros signos pueden ser leves y pasar desapercibidos. Por lo general, estos síntomas se manifiestan inicialmente en un solo lado del cuerpo y tienden a progresar de manera asimétrica, afectando más intensamente el lado donde se originaron, incluso cuando comienzan a afectar las extremidades de ambos lados.

Algunos de los síntomas característicos de la enfermedad de Parkinson son los siguientes:

Temblores: Estos movimientos rítmicos, conocidos como temblores, suelen iniciar en una extremidad, especialmente en la mano o los dedos. Se manifiestan como un temblor de rodamiento de la píldora al frotar el pulgar y el índice. Puede observarse un temblor en reposo que disminuye durante la ejecución de tareas.

Lentitud en los movimientos (bradicinesia): Con el tiempo, la enfermedad puede provocar una disminución de la velocidad en los movimientos, dificultando tareas cotidianas y alargando el tiempo necesario para realizarlas. También puede causar pasos más cortos al caminar y complicar levantarse de una silla, además de arrastrar los pies al andar.

Rigidez muscular: La rigidez muscular puede manifestarse en cualquier parte del cuerpo, causando molestias y limitando el rango de movimiento.

Deterioro de la postura y el equilibrio: Se puede desarrollar una postura encorvada, y es posible experimentar problemas de equilibrio y caídas como resultado de la enfermedadPérdida de movimientos automáticos: La capacidad para realizar movimientos inconscientes, como parpadear, sonreír o balancear los brazos al caminar, puede reducirse.

Cambios en el habla: Pueden ocurrir alteraciones en el volumen, la velocidad y la entonación del habla, como hablar en voz baja o rápida, titubear antes de hablar y cambios en los patrones habituales del discurso.

Cambios en la escritura: La escritura puede volverse más difícil, y la letra puede parecer más pequeña.

Cuándo Consultar con un Médico:

Es importante buscar la evaluación de un profesional de la salud si experimentas cualquiera de los síntomas asociados con la enfermedad de Parkinson. Esta consulta no solo es crucial para el diagnóstico adecuado de la condición, sino también para descartar otras posibles causas de los síntomas que puedas estar experimentando.

Encuentro Fructífero entre el Director Ejecutivo de la IAFAS-FOSMAR y Actores Clave de la Salud en el 22 Aniversario del SIS

Encuentro Fructífero entre el Director Ejecutivo de la IAFAS-FOSMAR y Actores Clave de la Salud en el 22 Aniversario del SIS

En una destacada ceremonia con motivo del 22 aniversario de la creación del Seguro Integral de Salud (SIS), el Director Ejecutivo de la IAFAS – FOSMAR, Capitán de Navío Andrés Everett, participó como invitado, fortaleciendo la colaboración entre ambas entidades.

La ceremonia, celebrada con gran solemnidad, reunió a los principales actores del ámbito de la salud, destacando la importancia del SIS en la mejora del acceso a los servicios médicos para la población. La presencia del Comandante Andrés Everett, representando a la IAFAS – FOSMAR, fue especialmente significativa, ya que ambas instituciones comparten el compromiso de proporcionar servicios de calidad en el ámbito de la salud.

Doctora Flor Philips, Directora de SIS la mayor prestadora de Salud Pública

Durante el evento, el Comandante Everett tuvo la oportunidad de establecer contactos directos con líderes y figuras influyentes del sector de la salud, generando un diálogo constructivo sobre posibles colaboraciones futuras. Se acordaron reuniones posteriores para discutir y formalizar convenios que busquen potenciar y complementar las prestaciones de salud brindadas por la IAFAS – FOSMAR.

Con el Ministro de Salud César Vásquez Sánchez y el Superintendente de Nacional de Salud Juan Carlos Velasco Guerrero

La sinergia entre la IAFAS FOSMAR y el SIS promete fortalecer los servicios de salud ofrecidos por ambas instituciones, llevando consigo beneficios tangibles para la población a la que sirven. La participación activa del Comandante Andrés Everett en este evento conmemorativo subraya el compromiso de la IAFAS – FOSMAR con la mejora continua y la colaboración en pro de la salud de la familia naval.

“Nuestro Horizonte: Tu Salud y Bienestar”

Cambio en la Dirección Ejecutiva de IAFAS – FOSMAR: El Capitán de Navío ADM Andrés Everett asume el Cargo con Compromiso Renovado

Cambio en la Dirección Ejecutiva de IAFAS - FOSMAR: El Capitán de Navío ADM Andrés Everett asume el Cargo con Compromiso Renovado

En un acto de relevancia institucional, la IAFAS – FOSMAR anuncia el cambio en su Dirección Ejecutiva. El Capitán de Navío ADM, Andrés Homero Everett Westres asume la responsabilidad como nuevo Director Ejecutivo, prometiendo continuar el legado de excelencia y compromiso en el cuidado de la salud de los asegurados.

Con una vasta experiencia en el ámbito naval, el Capitán de Navío ADM Andrés Everett se convierte en la figura clave para liderar la IAFAS – FOSMAR hacia nuevos horizontes. Su nombramiento refleja la confianza en su capacidad para fortalecer aún más la misión de la institución y garantizar el bienestar de los asegurados.

Continuidad en el Compromiso con el Bienestar de los Asegurados:

En sus primeras declaraciones como Director Ejecutivo, el Capitán de Navío ADM Andrés Everett destacó su compromiso continuo con el bienestar de los asegurados. Subrayó la importancia de mantener altos estándares en la gestión de los Planes de Salud, asegurando una atención médica de calidad y accesible para todos los beneficiarios.

Enfoque en la Sostenibilidad y Eficiencia:

El nuevo líder de la IAFAS – FOSMAR expresó su compromiso con la sostenibilidad financiera y la eficiencia operativa. Buscará optimizar los procesos internos para garantizar que los recursos se utilicen de manera eficiente, permitiendo así una mayor capacidad de atención a nuestros afiliados, y que sea sostenible a largo plazo.

Colaboración y Comunicación:

Así mismo, enfatizó la importancia de la colaboración y la comunicación efectiva tanto dentro de la institución con la Red Preferente que incluye al Centro Médico Naval, así como con las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPRESS) asociadas a nivel nacional. Planea fortalecer las alianzas estratégicas para mejorar la cobertura y la calidad de los servicios médicos ofrecidos a los asegurados, considerando la finalización de la transitoriedad de adecuación administrativa al 31 de diciembre del 2024.

Herencia de Excelencia:

El cambio en la Dirección Ejecutiva marca una nueva etapa en la trayectoria de la IAFAS – FOSMAR, pero también es un recordatorio de la sólida herencia de excelencia y dedicación que ha caracterizado a la institución a lo largo de los años. La transición se lleva a cabo con el objetivo de mantener y mejorar los estándares de atención médica, consolidando la confianza de los asegurados en la institución.

El Capitán de Navío ADM, Andrés Everett, asume su nueva función con entusiasmo y determinación, prometiendo liderar la IAFAS – FOSMAR hacia un futuro aún más sólido, donde el bienestar de los asegurados permanece en el centro de la misión institucional.

“Nuestro Horizonte: Tu Salud y Bienestar”

Día Mundial de la enfermedad de Kawasaki (26 de enero)

Día Mundial de la enfermedad de Kawasaki (26 de enero)

La Enfermedad de Kawasaki, un trastorno catalogado como raro que impacta de manera particular a niños menores de 5 años. El propósito de esta fecha va más allá de la mera conmemoración, buscando arrojar luz sobre esta patología y ofrecer un sólido respaldo a los pacientes y sus familias, quienes afrontan los desafíos asociados con los síntomas de esta afección.

Esta enfermedad intrigante se caracteriza por la inflamación de los vasos sanguíneos de tamaño medio y pequeño, con la capacidad de afectar cualquier órgano o sistema del cuerpo. Sin embargo, lo que suscita mayor preocupación es la posibilidad de que la inflamación alcance las arterias del corazón, generando complicaciones graves y potencialmente peligrosas para la salud cardiovascular.

El diagnóstico de la enfermedad de Kawasaki se presenta como un desafío intrincado, dado que no existe una prueba específica que permita aislar esta patología. Los síntomas, lamentablemente, se asemejan a los de otras enfermedades comunes en la infancia, complicando aún más el proceso de identificación. Es en este punto donde la experiencia y el conocimiento del médico se tornan esenciales, ya que, basándose en su pericia, procederá a descartar otras posibles patologías que podrían presentar similitudes con los síntomas en cuestión.

El Día Mundial de la Enfermedad de Kawasaki busca concientizar sobre la importancia de la detección temprana y la comprensión de esta afección en la comunidad médica y entre la población en general. A través de la difusión de información y el apoyo continuo, se aspira a mejorar la calidad de vida de los pacientes afectados por esta enfermedad rara, ofreciéndoles un respaldo sólido y promoviendo la investigación que pueda conducir a avances en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Kawasaki.

Día Mundial del Síndrome de Moebius (24 de enero)

Día Mundial del Síndrome de Moebius (24 de enero)

El 24 de enero se conmemora el Día Internacional del Síndrome de Moebius, una rara enfermedad descrita por primera vez a finales del siglo XIX por el médico alemán Paul Julius Moebius. Este síndrome se caracteriza por la parálisis congénita de los músculos, debido a que dos importantes nervios craneales, el 6º y el 7º, no se desarrollan completamente.

Lamentablemente, hasta el momento, no existe un tratamiento curativo para el síndrome de Moebius. Su abordaje implica un enfoque integral, requiriendo el seguimiento por parte de un equipo multidisciplinario que incluye especialistas en Pediatría, Traumatología/Ortopedia, Logopedia, Dentista/Ortodoncia, Otorrinolaringología, Oftalmología, Neurología, Fisioterapia y Psicología. Además, la colaboración de educadores es esencial para lograr la completa integración social y laboral de las personas afectadas.

Entre las opciones terapéuticas, destaca la intervención de cirugía plástica conocida como la operación de animación facial de Zuker, desarrollada por el cirujano plástico canadiense Ronald M. Zuker. Esta cirugía busca proporcionar a las personas con el síndrome de Moebius la capacidad de mover un pequeño músculo facial, permitiéndoles un mejor cierre de los labios y la capacidad de realizar el movimiento de sonrisa.

La operación de Zuker representa un avance significativo en la mejora de la calidad de vida de quienes viven con el síndrome de Moebius, ofreciendo no solo beneficios estéticos, sino también funcionales. Aunque no proporciona una cura total, esta intervención quirúrgica se ha convertido en una luz de esperanza para aquellos afectados por esta rara condición, permitiéndoles una mayor expresividad facial y facilitando su participación en la sociedad de una manera más plena.

La Clínica Las Américas se une a la campaña de Exámenes Preventivos Oncológicos – Pucallpa

La Clínica Las Américas se une a la campaña de Exámenes Preventivos Oncológicos - Pucallpa

La IAFAS – FOSMAR, como parte de los beneficios del Plan Onconaval, brinda a sus afiliados exámenes preventivos cada 2 años para el descarte oportuno de estas enfermedades. Exámenes preventivos que progresivamente se han logrado extender a todas las Zonas Navales gracias a los socios estratégicos de esta institución y que hoy se encuentra vigente nuestra campaña 2023-2024. Es así, que anunciamos que desde el Lunes 15 de enero, La Clínica Las Américas de Pucallpa se une a esta importante campaña para nuestros afiliados de la Cuarta Zona Naval, con el paquete de exámenes preventivos para mujeres a partir de los 18 años y hombres a partir de los 40 años. Los paquetes de exámenes dentro de cada grupo de edades, los podrán leer en el siguiente enlace ¡Aquí!
Asimismo, podrás acceder a dicho exámenes, reservando tu cita a través de la página web de la IAFAS en el siguiente enlace ¡Aquí!
“Nuestro Horizonte: Tu Salud y Bienestar”

¿Es cierto que la vista sufre daños al leer con poca luz?

¿Es cierto que la vista sufre daños al leer con poca luz?

En ocasiones, es probable que hayas leído con poca luz y te hayan advertido sobre posibles consecuencias, como el riesgo de quedarte ciego o dañar tu vista. Sin embargo, ¿qué verdad hay en estas afirmaciones? Francisco J. Muñoz Negrete, director de la revista Archivos de la Sociedad Española de Oftalmología (SEO), despeja esta duda, explicando que se trata de un mito sin respaldo científico.

El especialista aclara que la única consecuencia de niveles bajos de iluminación es un esfuerzo visual adicional para compensarlos. En estos entornos, los bastones de la retina, que proporcionan menos definición y rango cromático, son más activos, resultando en una menor calidad de visión. Por otro lado, en la oscuridad, las pupilas se dilatan, disminuyendo la profundidad de enfoque y dificultando la visión de cerca, similar al ajuste del diafragma de una cámara de fotos. Aunque no se ha demostrado que esto dañe la vista, puede causar fatiga, cansancio o cefalea, síntomas reversibles con el descanso adecuado.

En cuanto a ver la televisión en la oscuridad, el efecto es similar al leer con poca luz. Las pupilas se dilatan, la calidad de la imagen disminuye y el contraste entre la luz brillante de la televisión y la oscuridad ambiental puede forzar la retina. Muñoz sugiere que mantener una luz tenue de fondo puede favorecer una visión más relajada.

El tipo de luz también influye en la comodidad visual. La luz natural es la mejor para leer o estudiar, pero si no está disponible, Muñoz recomienda una iluminación regulable y direccionable para evitar brillos. La luz cálida es relajante pero menos propicia para la concentración, mientras que la luz fría, con un mayor rango cromático, facilita la concentración y es más adecuada para entornos de trabajo.

En resumen, Muñoz destaca que ni la luz amarilla ni la blanca son perjudiciales para la vista; cada una debe usarse según el entorno. Aunque la baja iluminación no causa daño visual, puede provocar fatiga, por lo que el especialista sugiere parpadear regularmente y mirar objetos lejanos para evitar la fatiga visual, especialmente durante el uso prolongado de pantallas.

¿Cuál es la razón detrás de la aparición de episodios de somnolencia diurna?

¿Cuál es la razón detrás de la aparición de episodios de somnolencia diurna?

Cuando un adulto siente la necesidad de tomar una siesta durante el día, la razón más común suele ser un sueño nocturno insatisfactorio o insuficiente. Esta es la primera consideración que debe hacerse en tales casos y constituye la causa más habitual de los episodios de somnolencia, aunque existen causas menos frecuentes, como algunas enfermedades neurológicas que incrementan la presión del sueño, como la narcolepsia, por ejemplo. Este trastorno es una condición médica que desencadena episodios incontrolables de sueño y puede ir acompañado de episodios de debilidad e incluso caídas al suelo cuando la persona afectada se ríe.

En el caso de una persona que experimenta episodios de somnolencia diurna a pesar de dormir adecuadamente por la noche con una buena calidad de sueño, es necesario evaluar si se trata de una hipersomnia central como la narcolepsia, una hipersomnia idiopática o una hipersomnia recurrente. La narcolepsia, caracterizada por una somnolencia diurna excesiva, implica dificultades para mantenerse despierto durante períodos prolongados y episodios repentinos de sueño en cualquier situación. La hipersomnia idiopática también provoca una fuerte somnolencia durante el día, junto con una dificultad significativa para despertar. El término “idiopática” indica que la causa subyacente es desconocida. Por último, la hipersomnia recurrente resulta en episodios recurrentes de somnolencia diurna, que pueden durar uno o varios días, independientemente de la cantidad de sueño nocturno recibido.

En una primera evaluación, cuando alguien acude a la consulta debido a episodios de somnolencia diurna, es crucial descartar la posibilidad de que su sueño nocturno carezca de calidad o sea de corta duración. La solución evidente en este caso implica asegurar un buen descanso durante la noche. No obstante, consideremos el escenario en el que, debido a nuestro estilo de vida, nos acostamos tarde y nos levantamos temprano. En esta situación, aprovechar la oportunidad de tomar una siesta puede ser beneficioso para recargar energías. Una siesta breve de menos de 30 minutos, especialmente después de comer, puede resolver el problema.

En el caso particular de los episodios de somnolencia mientras se conduce, es crucial tener en cuenta que medidas como cantar, bajar la ventanilla o poner el aire acondicionado fuerte son ineficaces. La única solución efectiva es detenerse y descansar. Si experimentamos somnolencia al volante, es imperativo parar en una estación de servicio, descansar durante quince o veinte minutos, refrescar la cara y, de esta manera, recobrar la alerta. Cualquier otra acción resulta inútil.

En cuanto al insomnio, es relevante señalar que es más prevalente en mujeres. Según la última encuesta respaldada por la Sociedad Española del Sueño, se ha observado un aumento del doble en la incidencia del insomnio en comparación con un estudio realizado hace veinte años. Sorprendentemente, el grupo de población en el que el insomnio es más severo no es el de las personas mayores, sino la población de adultos jóvenes. Este dato ha desconcertado a los expertos en sueño, sugiriendo que quizás se tiende a restar tiempo al sueño en favor de otras actividades.

Un dato peculiar es que las personas con insomnio tienden a subestimar su tiempo de sueño; a pesar de dormir una hora, pueden sentir que no han descansado en absoluto. En contraste, con la somnolencia diurna, a menudo se observa lo contrario. Cuando se le pregunta a alguien si se duerme durante el día y responde negativamente, su pareja puede contradecirlo diciendo: “¿Cómo que no? En cuanto te sientas en un sillón, te quedas dormido”.

En casos de problemas de sueño persistentes que superan un mes, es fundamental buscar la atención de un médico de familia y buscar una derivación a un especialista en sueño.